Puertas castellanas

Las puertas castellanas se fabrican en madera maciza con ensambles tradicionales, cajeando de largueros y peinazos, unidos a una escopladura y espiga, encolado con adhesivo especial para el pegado de la madera (cola blanca), consiguiendo de esta manera mayor resistencia en la estructura. Los plafones están sujetos a las canales de los largueros y peinazos.

El proceso de barnizado se realiza aplicando productos preventivos contra el ataque de hongos e insectos y productos hidro-pigmentados con filtro solar que penetran dentro de la madera. De esta forma no se crea una película rígida y no se ve afectado por los posibles movimientos naturales de la madera, dándola un aspecto natural. Los productos utilizados en este proceso no contienen disolventes, respetando el medio ambiente.

pino natural Pino teñido nogal pino teñido wengue Lacado blanco Roble Pino teñido nogal rustico Pino teñido verde Roble Pino teñido cerezo Pino teñido azul Pino teñido blanco Sapelly

Estas puertas se fabrican en madera de pino, roble e iroko (otras maderas consultar).