Detalle puerta acorazada

Detalle puerta acorazada

Cada puerta acorazada es ante todo una protección contra cualquier forzamiento, y es fruto de un sistema de tecnologías y de dispositivos de seguridad de vanguardia.

La lámina contra el frío, indispensable para una puerta de seguridad , protege contra aire y luz y desaparece automáticamente al abrir la puerta.

Las bisagras Micron, montadas en algunos modelos, como extras y de serie en todos los batientes dobles, permiten una instalación fácil y precisa y la regulación del equilibrio de la puerta en altura, anchura y grosor.

La estructura de anclaje está aplicada en la pared, rodea el batiente en tres lados y la componen dos perfiles de acero enroscados en modo fijo uno sobre otro: el premarco y el marco, son aún más resistentes a los agentes atmosféricos gracias a una pintura efecto rugoso, con tratamiento no contaminante con polvos de poliéster.


El alma de acero del batiente está endurecida con refuerzos verticales (omega) que aportan una mayor resistencia y rigidez a toda la estructura. Los puntos de soldadura transforman alma y omegas en un único bloque compacto. Los espolones fijos, situados en el lado de las bisagras, con el batiente cerrado, encajan en los huecos correspondientes en el marco para impedir el desquicio.
El desviador contra la extracción desde el exterior de la parte inferior de la puerta, es un perno especial con “cabeza de clavo” que, al accionar la cerradura, encaja en el marco con una rotación de 90° para bloquear la puerta. El desviador Hook contra el desquicio del batiente es un gancho auténtico que bloquea la puerta en modo seguro.
La placa anti-taladro protege el lado externo de la cerradura y aumenta la resistencia contra las herramientas de efracción.

Los paneles aislados e insonorizadores, situados dentro del alma, ofrecen un discreto aislamiento térmico y acústico.
Las juntas Hi-Tech (de PVC o EPDM), situadas alrededor del perímetro del batiente y en el marco, aseguran una mayor hermeticidad al aire y un cierre más silencioso.
El carenado, de acero plastificado, se ha realizado con perfiles redondeados y nervaduras en las superficies planas, y de esta forma se ha mejorado la estética y se ha aumentado la rigidez y la seguridad.

A todas las puertas acorazadas se les coloca paneles de madera o pvc con los siguientes acabados.